sábado, 16 de julio de 2016

E.B.E, la historia del único alienígena superviviente de Roswell

   


El extraterrestre sobreviviente pertenecía al género masculino y fue denominado «E.B.E» (‘Entidad Biológica Extraterrestre’). Este fue concienzudamente interrogado por personal de la inteligencia militar en una base de Nuevo México. 

A primeros de Julio de 1947 las fuerzas aéreas de los Estados Unidos De América capturan en un Rancho de Corona en Nuevo México los restos de un platillo volante y sus cuatro tripulantes. Dos de los cuales yacían inertes, uno presentaba un estado grave con dificultad para moverse y respirar y un último se encontraba vivo, aturdido y con una herida leve en un hombro.
Los restos del platillo y tripulación fueron enviados a la base aérea de Wright Patterson en el condado de Greene en el estado de Ohio. Allí un equipo de científicos y personal médico subordinados al ejército les esperaban ansiosos, temerosos y expectantes. Además no iban a estar solos el mismísimo Presidente de los Estados Unidos Harry S. Truman se les uniría al grupo de elegidos.
En las instalaciones sanitarias de la base aérea intentarán curar al extraterrestre que presentaba graves heridas y dificultades para respirar, pero debido a la tardía y la lógica ignorancia de como intentar sanar un ser del espacio con graves heridas, la entidad biológica Extraterrestre nº2 (nombre asignado a esta criatura) fallecía a las pocas horas de llegar a la base de Wright Patterson.
Ahora todas las miradas se centraban en la Entidad Biológica Extraterrestre nº1.Su herida parecía que no era importante. La piel dura que cubría estos seres debió de haberle protegido en el momento del accidente. Teniendo más suerte que sus compañeros de viaje estelar.
Después de unos días de deliberaciones el alto mando militar encargado de la custodia y estudio de la Entidad Biológica Extraterrestre (a partir de ahora la denominaré E.B.E.).Llegan a la conclusión que lo mejor es llevar platillo y E.B.E a la base aérea de Edwards, hoy conocida como Área 51. La fuerza aérea utilizaba esa base para experimentar con las últimas tecnologías y el envío del platillo volante podría llegar a ser de una gran utilidad para el ejército.
Una vez allí en la ultra secretísima base aérea de Edwards la pista del E.B.E superviviente de Roswell se pierde. Hasta que a finales de la década de los 80,unas filtraciones sacadas a la luz pública hechas por un agente de la oficina de las fuerzas aéreas de investigaciones vuelven a poner el caso del E.B.E de Roswell en la palestra.

El agente eligió el sobrenombre en clave de Falcon para mantenerse en el anonimato en el día que saco a la luz sus investigaciones. Las cuales y siempre versión de Falcon fueron que el E.B.E vivió durante tres años en la base de Edwards hasta su muerte.
Medía 1 metro y 20 cm presentaba la cabeza más grande en comparación con el cuerpo, de piel gris elástica y dura, sus ojos grandes negros y rasgados asemejaban a los de algunos insectos, tenía los brazos muy largos y delgados como sus manos, las piernas eran cortas y delgadas, su nariz, oídos y boca eran apenas pequeñas aberturas y sus órganos eran muy similares a los nuestros pero mucho menos complejos. Exceptuando su cerebro que es más complejo y tiene más lóbulos.
Sus órganos sexuales son pequeños, son machos y hembras, al igual que nosotros expulsan sus residuos mediante excrementos. Sus manos tienen tres dedos y un pulgar mientras que sus pies son pequeños también formados por cuatro dedos y su oído está muy desarrollado.
El E.B.E estuvo durante ese tiempo escribiendo en un libro sus conocimientos hoy conocido como libro amarillo o la Biblia por el MJ 12 que era el comité formado por personal científico y militar escogido para trabajar en el incidente de Roswell presidido por el Almirante Roscoe H. Hillenkoetter y amparado por el presidente Truman y después por el presidente Dwight Eisenhower.Ese libro no fue entendido durante un largo periodo de tiempo ya que el ejército no había podido descifrar su escritura todavía.
Por lo que el MJ 12 desconocedor de que hacían los extraterrestres en la Tierra y si eran un peligro para la humanidad o para los Estados Unidos de América, deciden crear un departamento vinculado al ejército del aire para su seguimiento y ocultación a la opinión pública y se decide que todo lo referente a naves y seres extraterrestres pasan a ser considerados Top Secret por motivos obvios de seguridad nacional.
Una vez que el equipo que trabajaba en la base de la fuerza aérea de Edwards logra descifrar el contenido del libro amarillo, siempre según y en palabras del agente Falcon, el MJ 12 sabrá datos nuevos como que los visitantes vienen de un planeta perteneciente a la constelación que nosotros conocemos como Z-Retículi. Su esperanza de vida está entre los 350 y 400 años, su planeta tiene una luminosidad muy fuerte o que su religión es el Cosmos al que veneran. 

Proporcionó valiosa información
Durante el tiempo que vivió, suministró valiosa información sobre tecnología espacial, el origen del universo y materias exoticológicas. Otra información obtenida a través de EBE fue considerada extremadamente sensitiva y no revelable al público: el ser reportó que hace 2000 años sus ancestros plantaron una criatura humana en nuestro mundo para asistir a los habitantes de la Tierra en el desarrollo de la civilización. Esta información quedó vaga y no se precisó la identidad exacta o los antecedentes de este Homo sapiens. Indudablemente, la divulgación de tal información podría causar un pánico religioso de grandes proporciones.
Con valiosa información se creó nuevas tecnologías.
A finales de 1951 E.B.E empezó a enfermar. El personal médico era impotente para determinar la causa de su aflicción. Como la base del sistema de E.B.E era la clorofila, procesando la comida en energía de una forma parecida a las plantas, se decidió llamar a un experto en botánica, el doctor Guillermo Mendoza. Éste trabajó intensamente tratando de salvar la vida de E.B.E pero al final murió a mediados de 1952.
Para concluir el agente Falcon también dijo que el gobierno estadounidense y los extraterrestres tenían un pacto donde los alienígenas podrían moverse libremente por una zona habilitados para ellos en una parte del desierto de Nevada en una parte limitada del Área 51 siempre y cuando el gobierno no delatara su existencia y los alienígenas evitaran intervenir en nuestra sociedad.
Ahora es cuando al escribir estas líneas me viene a la mente el momento en que el actual primer ministro ruso Dmitri Medvédev dijo a un periodista en una entrevista reciente que en el maletín donde se guardan los secretos de estado rusos está la información de los alienígenas que visitaron nuestro planeta y si la gente sabría cuántos viven y caminan entre nosotros los pueblos se volverían locos.
Fuente: www.manuelruiznelo.blogspot.pe
Puedes leer el artículo referencial aquí.
VÍDEO:

Anuncios:

1 comentarios :

Write comentarios