domingo, 10 de abril de 2016

ARQUEOLOGÍA: Estas son las evidencias de que existieron los gigantes

   



El "hallazgo" de descomunales esqueletos humanos pareciera confirmar que en épocas remotas algunas zonas de la Tierra estuvieron habitadas por una misteriosa raza de gigantes, así lo muestra el canal History en una reciente serie, y muestra también que el Instituto Smithsonian se ha encargado de ocultar las evidencias.

Hace poco el canal History emitió una serie titulado “Buscando gigantes” en donde los buscadores van tras las huellas de los gigantes que han sido protagonistas de mitos y leyendas. También en un reciente artículo publicado en su sitio web dice lo siguiente: La posible existencia de gigantes, humanos de un tamaño extraordinariamente mayor al habitual, ya sea ocultos en recónditos rincones del mundo en la actualidad, o siendo parte de la vida cotidiana de un pasado muy remoto de la Tierra, es un enigma y una posibilidad que apasiona a muchos y cuyo grado de verosimilitud no ha sido aún comprobado. Si bien no existen pruebas irrefutables de su existencia desde el punto de vista científico, en los últimos siglos han aparecido numerosas pistas que proponen interpretaciones sobre la historia de los gigantes. Además de que su existencia aparece mencionada en la Biblia, y representada en pinturas del antiguo Egipto, también hay rastros arqueológicos que así lo indican: estos son algunos de los más importantes encontrados hasta el momento.


Los gigantes de la Gruta de Atyueca: en Mangliss, antigua Unión Soviética, se hallaron esqueletos de hombres de casi tres metros, con seis dedos en sus extremidades (detalle que comparten con el llamado gigante de China Meridional)
El pie de Goliat: hallada en Sudáfrica, esta gigantesca huella de pie impresa en el granito de 1,20 metros de largo, tendría casi 200 millones de años y parece ser una de las mayores evidencias de la existencia pasada de una raza de gigantes.
El pié de Goliat, hallada en Sudafrica.
El Gigante de Java: su esqueleto fue hallado en el sur de China, y tendría una antigüedad de medio millón de años.
La ciudad perdida de los gigantes: Investigadores hallaron, en una zona remota de la selva amazónica de Ecuador, una estructura piramidal de unos 80 metros cuadrados de base y 80 metros de altura. Cerca de allí encontraron, también, objetos de tamaño demasiado grande como para ser usados por una persona normal, lo cual coincide con las leyendas de la zona, acerca de la morada de seres humanos gigantes.
El Gigante de las Filipinas: se trata de un fósil humano de 5,18 metros, hallado en 1956 en el departamento de Gargayan."
Pueden leer todo el artículo AQUÍ.
Cabe Resaltar que todos los testigos entrevistados en la mencionada serie indicaron que los arqueólogos del Instituto Smithsonian se apropiaron de las evidencian con el propósito de ocultarlos para hacer de estos solo parte de mitos y leyendas; al parecer los científicos quieren mantener, a toda costa, la supuesta teoría de la evolución de Charles Darwin, pero las evidencias ya escapan de sus manos y lo más probable es que muy pronto saldrán a la luz.
La evidencias:
Gigantes diseminados por todo el territorio estadounidense
Se han encontrado restos de gigantes por todo Estados Unidos. En 1833 un grupo de soldados sacó a la luz en Rancho Lompock (Nevada) los restos de un hombre de 3,5 metros de altura, rodeados de armas descomunales. En junio de 1877 unos prospectores descubrieron cerca de Eureka (Nevada) los huesos de una pierna y un pie gigantescos, correspondientes a un ser humano de 3,65 metros. En 1891, en Crittenden (Arizona), una brigada de obreros encontró un sarcófago que contenía a un ser humano de más de 3 metros de estatura. También a finales del siglo XIX, en Isla Catalina (California), se hallaron los restos de unos gigantescos pelirrojos. En Montana, en 1903, el profesor S. Farr desenterró un esqueleto humano de 2,75 metros de altura.
En 1911 unos buscadores de guano encontraron en una caverna de Lovelock (Nevada) un grupo de gigantes pelirrojos momificados. Los indios paiute hablaban de una antigua raza de gigantes caníbales que llamaban Si-Te-Cah,a los cuales habían combatido y expulsado al monte Shasta, cerca del cual se encuentra dicha caverna. Restos similares se hallaron en el lago Humboldt. En 1923 se desenterraron en el Gran Cañón (Arizona) los restos petrificados de dos gigantes de 4,5 y 5,5 metros de altura.
El zoólogo Ivan T. Sanderson contaba que un ingeniero le había enviado una carta relatándole que durante la II Guerra Mundial, mientras su compañía levantaba el terreno para construir un aeropuerto en la isla de Shemya (Alaska), había encontrado un enorme cráneo de 60 centímetros desde la base al vértex, lo que correspondería a una talla de 3,6 metros. Los hallazgos son innumerables...
En Mesoamérica y Sudamérica…
También hay huellas de estos gigantes en Centroamérica y Sudamérica. Una antigua memoria de Bernal Díaz del Castillo cuenta que durante la conquista de México Hernán Cortés envió al rey de España un fémur del tamaño de un hombre. Los aztecas explicaron a los conquistadores que en tiempos remotos había vivido allí una raza de gigantes malvados, que habían combatido y exterminado.
En Ecuador los españoles también oyeron historias acerca de otra raza de colosos que en tiempos remotos había aterrorizado a los habitantes de Guayaquil. En 1543, Juan de Olmos, el gobernador de Puerto Viejo, ordenó excavar en la zona y se encontraron "unos huesos tan grandes que, si no hubieran aparecido también los cráneos, resultaría imposible creer que pertenecieran a seres humanos".
En el Museo del Oro de Lima (Perú) se conserva un gigantesco cráneo deformado y Glenn Kimball cuenta que en un museo privado pudo ver momias de hasta 3 metros de altura, algunas de ellas pelirrojas.
Tal vez Magallanes tropezó con los últimos individuos de esta raza. En junio de 1520, cuando su flota ancló en Puerto San Julián, en Argentina, el explorador se topó con unos gigantes de 2,3 metros que llamó patagonios porque llevaban mocasines de cuero, con los que sus pies parecían "patas". En 1962, cerca de Punta Arenas (Patagonia chilena) Hueichatureo Chicuy halló al excavar un montículo una enorme tibia humana. Su propietario debió de tener una estatura aproximada de 3 metros.

Gigantes en mitos y leyndas:
Muchas culturas cuentan en sus tradiciones y leyendas que hubo un tiempo en el que los gigantes caminaron sobre la Tierra. Se habla de ellos tanto en la Biblia como en el Mahabharata, igual en los textos sagrados tailandeses, de Ceilán, en la mitología griega, lo mismo que en las tradiciones aztecas, egipcias, las irlandesas o vascas. El legado de esta raza quedó supuestamente reflejado en los megalitos, en los colosales túmulos del nordeste de Estados Unidos y en construcciones ciclópeas como las ruinas de Baalbeck (Líbano), las de Tiahuanaco (Bolivia) o de Sacsayhuaman (Perú).
En el antiguo Egipto
Existen testimonios de remotos tiempos cuando "los gigantes estaban en guerra con los hombres y emigraron revistiendo formas de animales...". Recordemos que en las sagradas escrituras se recoge la referencia a un gigante de origen egipcio que es muerto a manos de un célebre guerrero del pueblo de Israel. La idea de la desaparición de los gigantes revistiendo formas de animales o transformados por los dioses en peces, monos... es una constante en leyendas tan distantes entre sí como lo son la egipcia y las centroamericanas. Según varias hipótesis, se trata de que los antiguos buscaban una explicación "racional" a la rápida desaparición de sus tierras de estos gigantescos competidores. Diversas leyendas europeas sitúan precisamente en Egipto el origen de seres gigantescos que aterrorizaron a pueblos tan distantes.
En la India
Aparecen los Daityas, nombre que reciben los antiguos gigantes quienes lucharon contra los dioses, en la mitología hindú. Así, Durga, diosa de la sabiduría y esposa de Siva, tuvo que luchar con demonios que se transformaban en gigantes de mil brazos. También nos llega la historia de Gadjamutcha, gigante a quien los dioses le concedieron la inmortalidad y que debido a su maldad fue convertido en un ratón tan grande como el Himalaya.
Un gigante desenterrado en la India.
En la mitología inca
Para los sacerdotes incas, Wiraqochan (fuente de la vida), Dios fundador del mundo andino en su primera creación se le hace responsable también de una raza especial: "Caminaba por las inmensas y desiertas pampas de la meseta , el hacedor de las cosas, Wiraqochan, después de haber creado el mundo en un primer ensayo como si se tratara de un bosquejo, sin luz, sin sol y sin estrellas. Pero cuando vio que los gigantes eran mucho más grandes que él, dijo: No es conveniente crear seres de tales dimensiones, ¡me parece mejor que tengan mi propia estatura! Así creó Wiraqochan los hombres según sus propias medidas, tal como son hoy en día, pero aquellos vivían en oscuridad".
Una antigua leyenda inca también sostiene que los muros ciclópeos del famoso Sacsayhuaman fueron edificados por gigantes, cabe señalar que esta construcción no ha podido ser datada con carbono catorce, por tanto no se sabe en qué fecha fue construida. Los incas solo edificaron la segunda parte, la parte que está construido con piedras pequeñas.
En la antigua Babilonia
Existe el mito de la creación donde los gigantes jugaron un papel esencial en la lectura de este mito que se hacía todos los años con el fin de recordar a los babilonios a quien deben su origen y de quien proceden.
Según este mito al principio de los tiempos existían dos divinidades; Apsu (masculina) y Tiamat (femenina). De la unión de éstos nacieron unos gigantes que con el tiempo se hicieron cada vez más numerosos y se rebelaron en contra del orden establecido por el Dios padre Apsu.
Dentro de la cultura japonesa
En la islas Bonin, al sur del archipielago japonés, hay una leyenda que sitúa precisamente en estas alejadas tierras el hogar de una raza de gigantes. Mujinto es el nombre del último de ellos que llegó a vivir 300 años y alcanzó los nueve pies de altura. Hace más de 1000 años existió en Japón otro mítico héroe, llamado Minamoto Yorimitsu, que al lado de sus cuatro criados se encargó de luchar y matar muchos gigantes que por entonces poblaban aquellas tierras.
Los Celtas
Existen entre sus héroes mitológicos personajes como "Fergus”, al que se le describe como poseedor de un irrefrenable apetito sexual, el cual necesitaba de 7 mujeres para satisfacerse. Con la fuerza equivalente a la de 700 hombres, alto como un gigante, podía devorar en una sola comida 7 cerdos, 7 vacas. Los antiguos pobladores de Gran Bretaña atribuían a Brutus, guerrero troyano, la eliminación de los gigantes que poblaban sus tierras. Los Foawr, eran hombres gigantes, habitantes de estas islas británicas que se dedicaban a disfrutar arrojando piedras y robando el ganado. Y es que desde los comienzos más remotos que recuerdan las tradiciones de los pueblos de Irlanda, se hace mención a los gigantes que vivían en estas tierras antes del diluvio. Los Formorians o Fomhoire, son una raza de gigantes que vivieron en aquellos tiempos antediluvianos y que dominaron estas tierras, valiéndose de desembarcos se dedicaban al saqueo y obligaban a pagar impuestos elevadísimos a los primeros habitantes, castigando a aquellos que no cumpliesen con sus mandatos.
En los pueblos escandinavos
Como los vikingos, los gigantes han tenido una función primordial en su mitología. Estos serían exterminados en interminables luchas por los antiguos héroes:
Cíclopes y Titanes
Son también los protagonistas de muchas de las historias que forman la mitología griega. Los Cíclopes eran gigantes monstruosos de un solo ojo que ubicado en la frente. Se dedicaban a fabricar los rayos que usaba Zeus en las fraguas de Hefesto.
Gigantes mencionados en la Biblia
La primera mención de la existencia de gigantes o "seres distintos" en la Tierra aparece en la Biblia, en el Viejo Testamento. En el Génesis 6, versículos 1 y 2, podemos leer:
"cuando los hombres se habían multiplicado sobre la Tierra y habían procreado hijas, viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, escogieron de entre ellas por mujeres a las que quisieron".
Los Nephilim (en hebreo: gigantes) según se recoge en el Génesis 6, 4, existían en la Tierra por aquel tiempo:
"Por entonces y también en épocas posteriores, cuando los hijos de Dios cohabitaban con las hijas de los hombres y éstas tuvieron hijos, aparecieron en la Tierra los gigantes. Éstos son los esforzados varones de los tiempos primeros, los héroes famosos".
Según Zecharia Sitchin, autor de El Duodécimo Planeta, nephilim significa literalmente "aquéllos que bajaron de los cielos a la tierra".
"Los traductores de la Biblia –explica Sitchin- supusieron que Nephilim significaba gigantes porque en otras partes se menciona que éstos eran también conocidos como Anakim, a la vez que el relato sobre el gigante Goliat se afirma que él era descendiente de Anak; de aquí la conclusión: si Anak era un gigante, entonces los Nephilim que también eran Anakim, deberían ser gigantes".
Por su parte, Robert Charroux, en El enigma de los Andes, ve a estos gigantes de la Biblia como
"... seres superiores que engendraron la elite de los pueblos: Reyes, héroes e iniciados".
Su unión con las mujeres de los hombres - debían de ser bastante semejantes a la especie humana para poder acoplarse a éstas - produciría hijos más altos que los terrestres normales. Pero hemos de destacar una particularidad: algunos de los restos osteológicos pertenecientes a "gigantes" encontrados, tenían seis dedos en cada una de sus extremidades.
Ilustración de “Mundus subterraneus” que sugiere que algunos huesos fósiles 
de gran tamaño procedían de una raza de gigantes (Wikimedia Commons)
Según otros varios artículos que tratan respecto al ser humano antes del diluvio, la mayoría hace referencia a personas de estaturas muy superiores a la nuestra de 3 o 3,50 metros de estatura, la biblia también expresa claramente que estos seres eran muy longevos. Pero claro; esto puede ser tomado por cierto solo por aquellos que creen palabra por palabra en lo que allí está escrito.
También habría que estipular la fecha del diluvio para posicionarnos en un periodo geológico, fue anterior o posterior a la última glaciación? 10 o 15 mil años atrás? fue contemporáneo con la aparición de los primeros homínidos 2.5 millones de años? Au quedan muchas Interrogantes.
www.pe.tuhistory.com

En el siguiente vídeo Vicente Fuentes expone diferentes referencias históricas sobre cráneos y huesos encontrados alrededor del mundo que no se corresponden con el desarrollo normal de la genética humana y que enlazan con las antiguas razas de gigantes que poblaban la tierra como criaturas mitológicas.

VÍDEO 1:

VÍDEO 2: Interesante documental sobre los gigantes que habitaron la tierra.
Anuncios: