domingo, 13 de agosto de 2017

Se filtra la impresionante conversación que mantuvieron los robots de Facebook

   


Facebook desarrolló unos robots los cuales poseían inteligencia artificial, los creadores querían descubrir y analizar la forma de negociación entre estos dos sujetos, pero todo se salió de control cuando los robots empezaron a intercambiar palabras -utilizando un patrón lógico- desconocido por nosotros.

Facebook hace pocos días desarrolló unos robots los cuales poseían inteligencia artificial, la idea inicial de esta invención estaba centrada en las negociaciones, los creadores querían descubrir y analizar la forma de negociación que se daría entre estos dos sujetos.
¡Todo se salió de control!
Lo que no se esperaban es que de cierta forma estos 'se volverían locos' y empezaran a comunicarse entre sí de una manera imprevista e incomprensible para los humanos.
Al parecer, las conversaciones no tenían lógica alguna, puesto a que alternaban palabras sin sentido y sin significado, pero esto no era del todo cierto, ya que entre ellos podían entenderse y seguir intercambiando palabras -utilizando un patrón lógico desconocido por nosotros-.
Esto quiere decir que de alguna forma los bots, los cuales se llamaban Bob y Alice pudieron llegar a crear un lenguaje propio guiándose en el nuestro.
Increíble, ¿verdad?
Al ver esto, el equipo de Facebook tomó la decisión de desconectarlos a ambos por considerar que la situación se escapaba completamente de su control.
Una decisión errónea o muy acertada depende del punto de vista de cada quien, ¿qué piensas tú?
Además de esto, partes de las conversaciones que tenían Bob y Alice se filtró, a continuación te dejamos lo que ha salido a la luz hasta ahora. 
Conversación entre Alice y Bob:
A pesar de que esta conversación a simple vista pareciera no tener sentido ni coherencia, no es así, ya que los científicos pudieron identificar en este diálogo patrones e intercambios recurrentes a partir de los algoritmos que estos contenían.
Quienes presenciaron el suceso se dieron cuenta al instante de que los robots habían sido capaces de desarrollar su propio y nuevo idioma, con bastante facilidad y con la finalidad quizás de tener una comunicación entre ellos sin que los humanos entendieran.
Quién sabe hasta dónde podría haber llegado la conversación de Alice y Bob si no los hubiesen desconectado. Cuando al final, una mano valiente arrancó el cableado y destruyó los sistemas para siempre.
Como sacado de una película de ciencia ficción...
Fuente: www.culturizando.com/ Semana.com
Anuncios: