sábado, 20 de agosto de 2016

UFOLOGÍA: Los 5 antiguos avistamientos OVNI acreditados por la NASA

   


Un estudio en profundidad por parte de Richard Stothers de la NASA encontró desconcertantes descripciones de objetos voladores no identificados a lo largo de la historia.

La descripción de objetos voladores no identificados (OVNI) desde la antigüedad se ha mantenido bastante constante a lo largo de la historia. Si bien muchos podrían atribuirse a fenómenos naturales, un estudio en profundidad por parte de Richard Stothers de la NASA encontró “No obstante, sigue siendo un pequeño residuo de casos desconcertantes y sin importar cuanta importancia les den, estos hacen parte de un fenómeno que se extiende por siglos de tiempo y culturas muy diferentes”.

Stothers (1939-2009) recibió un título en matemáticas en la Universidad de Princeton, obtuvo su doctorado en Harvard y fue un miembro permanente del Instituto Goddard para Estudios Espaciales.
Este es un vistazo a los cinco avistamientos de OVNI que Stothers consideró desconcertantes en un informe de 2007 acreditado por la NASA.
1. Carros antiguos en el cielo vistos por muchos
El historiador Josephus escribió alrededor del año 65 sobre un avistamiento fantástico sobre Judea: “En el día 21 del mes de Artemisio, apareció un fenómeno milagroso, que sobrepasa la creencia. De hecho, lo que voy a relatar, me imagino, se ha considerado una fábula, si no fuera por los relatos de testigos y las siguientes calamidades que merecen ser señaladas. En efecto, antes de la puesta del sol a lo largo de todas las partes del país, unos carros se observaron en el aire como batallones armados a través de las nubes y abarcando las ciudades”.
Josephus probablemente fue testigo de este evento, dijo Stothers, a pesar de que reforzó su credibilidad apelando a relatos de testigos. La descripción no parece corresponder a cualquier fenómeno natural, escribió Strothers.
2. ¿Miles de soldados romanos fueron testigos de OVNIs?
Plutarco escribió acerca de un avistamiento presenciado por miles. En el año 74 a.C, el ejército romano se estaba moviendo para enfrentar las fuerzas del rey Mitrídates VI en la zona de la actual Turquía.
“Sin cambio aparente de tiempo, pero de repente, el cielo se abrió y un enorme cuerpo con forma de llamarada se vio caer entre los dos ejércitos”, él escribió. “Su forma era más como una jarra de vino y el color como plata fundida. Ambas partes admiraban la vista y se separaron. Esta maravilla, como se suele decir, se produjo en Frigia, en un lugar llamado Otryae”.
Stothers señaló que los meteoritos recién caídos son de color negro, no del color “plata fundida”, lo que sugiere es que no era un meteorito. También Plutarco no mencionó nada sobre el impacto.
Stothers escribió: “El objeto debe haber medido mucho más que un metro de diámetro, ya que se determinó que fácilmente a una distancia mayor que la mitad del rango de un tiro de arco. Si se hubiera quedado en el suelo, un meteorito de tal tamaño, sin duda, se habría convertido en un objeto de culto en Frigia, con su larga tradición de culto de meteoritos, sin embargo, más tarde los registros históricos referentes a los meteoritos en Frigia guardan silencio al respecto”.
No obstante, existe la posibilidad de que el OVNI era un bólido, un meteoro brillante que a menudo estalla.
3. Avistamientos durante la segunda guerra Púnica en Roma
Muchos avistamientos se registraron durante y después de la Segunda Guerra Púnica (218-201 a.C) en las listas prodigio de Livio. Las listas se derivaron de los annales maximi, publicado por el Pontífice Máximo de Roma. Esta fuente se considera confiable y precisa, explicó Stothers, porque consume tiempo y su procedimiento obligatorio a fondo por las autoridades romanas para investigar los reclamos antes de que se registraran.
En Roma, en el invierno del 218 a.C, “Un espectáculo de buques (navium) brillaba en el cielo”.
En el 217 a.C, “en Arpi, se observaron escudos redondos (parmas) en el cielo”.
En el 173 a.C, “en Lanuvio se dijo que un espectáculo de una gran flotilla se han visto en el cielo”.
No es probable que las formaciones de nubes sugeridas habrían sido confundidos con ovnis, dijo Strother, ya que estas formaciones llevaban mucho tiempo de haber sido entendidas y eran ya familiares. Estos avistamientos no son tampoco una simulación del sol, porque los soles simulados se describen habitualmente como soles “doble” o “triples.”
4. “Cabello de ángel” Fibras vidriosas
En los informes modernos de OVNI, es común oír hablar acerca de fibras vidriosas o una sustancia blancas dejadas por el OVNI, conocida como cabello de ángel. Los informes antiguos también incluyen el cabello de ángel.
En el año 196, el historiador Cassius Dio escribió: “Una lluvia fina parecida a la plata descendió del cielo despejado sobre El foro de Augusto. Es verdad, yo no lo vi cuando estaba cayendo, pero lo noté cuando ya había caído y por medio de ella plante algunas monedas de bronce con plata; conservaron el mismo aspecto durante tres días, pero en el cuarto día toda la sustancia que había sobre ellas había desaparecido”.
Otros dos “lluvias de tiza” fueron reportados en Cales en el 214 a.C y en Roma el 98 a.C
5. OVNI habitado
El papa de Pío I fue probablemente el único testigo de este avistamiento OVNI cerca de la Via Campana, Italia, alrededor del año 150: “En un día soleado, una ‘bestia’ como una pieza de cerámica (Ceramos) como de unos 100 pies de tamaño, de colores en la parte superior y disparando rayos ardientes, aterrizó en una nube de polvo acompañado de un ‘doncella’ vestida de blanco”.
Stothers concluyó que “Esta colección de lo que podría denominarse como informes antiguos de OVNI se ha seleccionado de un número mucho mayor de informes de objetos aéreos, la mayoría de cuyas identificaciones son los fenómenos conocidos que pueden ser ciertos o poco probables. Incrustado en la masa de los informes antiguos relativamente explícitos, sin embargo, es un pequeño conjunto de informes inexplicables (o al menos que no se explican en su totalidad) de los testigos supuestamente creíbles”.
“Cualquier teoría viable debe tener en cuenta la extraordinaria persistencia y consistencia de los fenómenos discutidos aquí durante muchos siglos”.
Fuente: www.lagranepoca.com
Anuncios: