viernes, 15 de julio de 2016

ARQUEOLOGÍA: Los sorprendentes hallazgos en la galería subterránea de Hiperbórea de Rumania

   


La serie de sorprendentes descubrimientos realizados en estas galerías subterráneas podría poner en duda el contenido de todos los libros de historia.

Al ser Roșia Montană una región minera, a lo largo de los años se han desenterrado en ella varios interesantes descubrimientos: siendo el más interesante de todos ellos el de un esqueleto de 10 metros (32,8 pies) de estatura hallado en el año 1976.

Hace unos 5.500 años, los Agathyrsi construyeron una galería subterránea en esta región. En febrero del 2012, un grupo de geólogos estaba excavando en busca de una veta de oro en esta misma zona. Continuaron cavando hasta que acabaron topándose con el suelo de esta galería. Para su gran sorpresa, encontraron una piedra sepulcral que definitivamente se salía de lo común. Los geólogos tomaron una muestra de esta piedra, y los resultados de laboratorio revelaron que sus componentes incluían un 55% de polvo de oro de 24 quilates, un 15% de polvo de granito y un 30% de wolframio. Además los análisis revelaron que esta roca compuesta había sido fabricada mediante algún tipo de tecnología desconocida a día de hoy.
La piedra del sepulcro no fue el único elemento poco común hallado en el interior de esta galería. Sobre ella, los arqueólogos encontraron el esqueleto de un gigante de unos 10 metros (32,8 pies) de estatura. Al parecer, el gigante había sido enterrado allí tras su muerte, con sus piernas recogidas a un lado. Careciendo del equipo adecuado necesario para analizar un descubrimiento como éste, el esqueleto fue enviado a Moscú. Por desgracia, nada se ha sabido de los huesos de este gigante desde entonces. 
Descubrimiento del esqueleto que medía 10 metros (32,8 pies) de estatura. 
(Oculto Revalado A Verdade)
En cuanto a la piedra de la sepultura, se decidió analizarla mediante una nueva serie de investigaciones en el año 2012. La reliquia fue desenterrada de nuevo y las mediciones demostraron que medía seis metros  (19,7 pies) de ancho, doce metros (39,4 pies) de largo y tres metros (9,8 pies) de alto. Pesaba casi 1.700 toneladas y contenía en su interior unas 900 toneladas de oro puro. Para hacernos una idea, dicha cantidad de oro habría requerido más de veinte años de trabajo de minería o bateo. Lo último que se supo de esta enorme piedra fue que había sido cortada en 80 pedazos más pequeños a fin de posibilitar su transporte. En cuanto a su destino, se desconoce a dónde fueron a parar.
La serie de descubrimientos realizados en esas galerías subterráneas y en las proximidades del sitio de excavación son de tal magnitud, que puede poner en duda el contenido de todos los libros de historia.
Leyendas rumanas de gigantes
Al parecer, las leyendas locales sobre los seres antiguos no estaban lejos de la verdad, ya que los lugareños comparten estos relatos con muy pocas diferencias entre región y región.
La mayoría de las leyendas hablan de gigantes que construyeron sus hogares dentro de las montañas y eran la fuente de muchos avistamientos inusuales en aquellas tierras. Un buen ejemplo es la formación montañosa llamada los pilares de Tainita, que más o menos se parece a un juego de sillas, que se cree fueron construídas por los gigantes, sirviéndoles como asientos en sus reuniones de consejo.
Una leyenda fascinante que involucra un acto de creación de los gigantes, dice que siglos atrás, en la cima de la montaña en el Condado de Hateg, dos ciudades fueron construidas por dos gigantes de género femeninos. Después de que terminaron de construir sus ciudades, una de las gigantes se sintió celosa de la otra debido a que la construcción era más hermosa y rompió en llanto. Ella arrojó una roca sobre la construcción, creando un gran agujero en la montaña, dando así nacimiento al nombre de Severed Mountain.
Vista de los Montes Buzaului. (Public Domain)
Al otro lado de Rumania, esqueletos mucho más gigantes han sido encontrados y excavados a lo largo del siglo pasado. En la década de 1940, una excavación reveló 80 esqueletos humanoides que medían aproximadamente 5 metros de largo (16 pies). Otro lugar en Rumania, llamado el bosque de Oncesti, supuestamente es el hogar de los Gigantes, tal como se describe en el saber popular. En 1989, 20 restos esqueléticos gigantes fueron encontrados en la ciudad de Lebada, Pantelimon, en Rumania. Las montañas de Rumania son famosas en todo el mundo para el descubrimiento accidental de una red túnel secreto debajo de las montañas de Bucegi.
Aunque muchos esqueletos gigantes han sido exhumados en numerosos lugares en Rumania, en un corto espacio de tiempo, muchos de esos descubrimientos primordiales informes, fueron destruidos o simplemente desaparecieron. Sólo podemos esperar que un mayor número de dormir gigantes esperan para ser sacado a la luz, ya que Rumania parece tener un enorme rico folklore que se vuelve más realista con cada desentierro hecho por aquellos que buscan a desarrollarse la historia de la humanidad prohibido.
Hay otras ciudades perdidas similares de gigantes en todo el mundo. Evidencia similar fue encontrada por arqueólogos en el Ecuador, específicamente una pirámide en lo profundo de la Amazonia. Por lo tanto, es evidente que estos gigantes se encontraban en todo el mundo.
Esqueleto de un gigante hallado en Rumanía. (turnulluibabel.wordpress.com)
Hasta el momento, de todos los lugares de nuestro planeta, Rumania es un centro importante de evidencias sólidas que apuntan hacia una antigua raza de gigantes parecidos a los humanos que vivían en estas partes, mucho antes del surgimiento del hombre y, probablemente, algún tiempo después.
No está claro si los gigantes coexistieron con los humanos de tamaño medio, o si somos descendientes de un linaje en el olvido de dichas criaturas colosales. En cualquier caso, las excavaciones inusuales hechas en Rumania originarán más misterios que respuestas.
El dato
La Galería Hiperbórea
Conocida por el nombre de “Galería Hiperbórea” o “Galería 13”, el lugar en el que se realizó este asombroso descubrimiento se encuentra bajo la pequeña población de Cornea. En 1976 se llevaron a cabo también otros descubrimientos diversos en el lugar. No obstante, en nombre de la “seguridad”, estos descubrimientos antropológicos y arqueológicos fueron considerados demasiado poco comunes y chocantes para la época, de modo que la galería fue sellada permanentemente.
Anuncios: