martes, 3 de mayo de 2016

NOTICIAS: China pugna por ser el primero en descubrir vida extraterrestre

   


Un ex-ministro del gigante asiático afirma disponer de pruebas que confirmarían que los extraterrestres caminan entre nosotros y, recientemente, ha sido anunciada la puesta en marcha del FAST, la construcción de la mayor antena del mundo para captar señales de origen extraterrestre.

Décadas atrás, Rusia y los EE.UU. se disputaban en ser los primeros en llegar a la luna, ahora, según algunos teóricos, China y los EE.UU han empezado una nueva carrera por ser los primeros en anunciar la existencia de seres extraterrestres.

Por: Josep Guijarro
En los últimos cinco años, tres aeropuertos chinos fueron cerrados a causa de la presencia de ovnis en su espacio aéreo. Un ex-ministro del gigante asiático afirma disponer de pruebas que confirmarían que los extraterrestres caminan entre nosotros y, recientemente, ha sido anunciada la puesta en marcha del FAST, la construcción de la mayor antena del mundo para captar señales de origen extraterrestre. ¿Qué está pasando en China? ¿A qué se debe el creciente interés por los alienígenas en el gigante asiático?
Si entre 1957 y 1975, Estados Unidos y la extinta Unión Soviética protagonizaron la carrera espacial por ser los primeros en explorar el espacio exterior con satélites artificiales, enviar humanos al espacio y poner el pie en la Luna, ahora todo sugiere una nueva competición -en este caso con China-, por ser el primero en anunciar la existencia de otros mundos habitables, de vida alienígena. Sólo eso explicaría que el gobierno chino haya roto su tradicional secretismo en lo que a extraterrestres se refiere. Hasta los informativos recogen en Prime time noticias relativas a ovnis, extraterrestres y -lo que es aún más sorprendente- estimulan la competencia con Estados Unidos en lo que al anuncio de vida alienígena se refiere. El 4 de enero 2011, sin ir más lejos, cientos de millones de chinos quedaron impactados después de que el canal de televisión oficial Xinhua, anunciara que el presidente Barak Obama estaba preparándose para anunciar al mundo la existencia de razas extraterrestres en nuestro planeta y provocó lo que el gobierno chino llamó una "carrera por la divulgación de la realidad extraterrestre".
La administración norteamericana dio la callada por respuesta y la noticia pasó sin pena ni gloria por el mundo occidental, salvo en la comunidad ufológica y exopolítica que ha visto confirmadas cuando durante las primarias, la candidata demócrata, Hilary Clinton expresó su convencimiento de que "los extraterrestres podrían haber visitado la tierra" y se comprometía a investigar el asunto ovni si llegaba a la Casa Blanca en 2017. ¿Casualidad?
Un ambicioso proyecto
Si hay una carrera por divulgar la realidad ET, China apuesta fuerte. Uno de los buques insignia del boyante programa científico y espacial del país asiático es el FAST, acrónimo en inglés de Telescopio Esférico de Apertura de 500 metros, que se ha construido tan "rápido" como su nombre en una remota zona de montaña al sudoeste de China. Y, para que no sufra interferencias, el régimen comunista desalojará a más de 9.000 habitantes de la provincia de Guizhou.
“El gigantesco radiotelescopio tendrá una sensibilidad al menos dos veces mayor que el de Arecibo, considerado hasta ahora el mayor del mundo y conocido por aparecer en películas como "Contact" basada en la novela del mismo nombre de Carl Sagan. La agencia oficial de noticias Xinhua detalla que será entre cinco y diez veces más rápido que su antecesor puertorriqueño.”
Los responsables del proyecto calculan que FAST podrá observar un millón de estrellas y los planetas a su alrededor en busca de indicios de civilizaciones avanzadas en la banda de 18 a 21 centímetros. Se espera que FAST escuche señales más lejanas que cualquier otro instrumento, aunque no solo depende en el poder del plato construido en un boquete de roca kárstica, con más de 4.000 paneles triangulares que hacen de gran antena, sino también del poder de transmisión de los alienígenas.
En cualquier caso, resulta evidente que China está desarrollando su propia tecnología de detectores y antenas de gran tamaño y el siguiente paso -según cuentan los responsables- será desarrollar detectores aún más precisos y avanzados para crear una red de telescopios repartidos entre África y Australia que sumarán más de un kilómetro cuadrado de recepción. El megaproyecto recibe el nombre de SKA y China es uno de los miembros de pleno derecho del proyecto que comenzará a funcionar en 2020. Quién sabe si para entonces Pekín tendrá ya en su poder la primera señal de radio extraterrestre.
¿Qué nos ocultan?
No faltan críticos que ven en estos proyectos una maniobra para desviar la atención sobre la burbuja de deuda china, sin precedentes en la historia moderna. La agencia Fitch hace tiempo que alerta que el sistema bancario en la sombra está fuera de control en China, y advierte de que los productos de riqueza, con un valor de 2 billones de dólares en préstamos, constituyen en realidad un segundo balance general oculto para los bancos. Hasta Max Keiser, presentador del popular programa 'Keiser Report', bromeó con que los supuestos extraterrestres "están preocupados por la burbuja de los derivados de crédito que tenemos aquí en la Tierra. Y parece ser que la enorme bola de deuda de China puede verse desde el espacio". Pero, ¿y si no fuera así? ¿Hay base para pensar que los chinos saben "algo" que en occidente ignoramos?
En primero de abril de 2011 la Agencia de Noticias Xinhua anunció que el Radio Observatorio Astronómico Nacional había estado monitorizando durante 90 días unas misteriosas señales de un extraño satélite "oscuro" y desconocido ubicado en la órbita de Saturno.
Fuente. Este artículo fue publicado en www.xn--revistaaocero-pkb.com
Anuncios: