viernes, 12 de agosto de 2016

ARQUEOLOGÍA: Descubren la casa más antigua de Roma que obliga a reescribir su historia

   


Los arqueólogos lo catalogan como “el hallazgo más importante en décadas”, a tal punto que obligará a reescribir varias de las certezas que se tienen sobre la Roma.

La casa más antigua hasta ahora hallada en Roma, se encuentra en el centro mismo de la ciudad, a metros del Palacio del Quirinal, donde vive el presidente de Italia, entre la popular vía Veneto y la estación de trenes Termini, una zona que se creían había sido cementerio durante los siglos previos al año 1 pero que ahora muestra cómo también fue un lugar residencial de los romanos.
La arqueóloga Mirella Serlorenzi, directora de las excavaciones, afirma que la importancia del descubrimiento radica no solamente en que la casa se encuentra prácticamente intocada, sino porque viene a mostrar que la antigua Roma estaba mucho más extendida de lo que hasta ahora se creía, según declaraciones al diario ABC de España.
Cómo se preservó intacta en medio de la gran ciudad
El que una casa se haya mantenido casi intacta desde hace 2.600 años a la fecha, en medio de una de las urbes más excavadas, alteradas y reconstruidas una y otra vez del mundo, es realmente una curiosidad. Sin embargo convergieron algunos factores determinantes que hicieron el casi milagro: hasta 1873, toda el área pertenecía al convento de los Carmelitas, que jamás alteraron ese entorno. El Estado expropió luego el predio que se convirtió en el Instituto Geológico, lo que mantuvo el área –perteneciente a las “siete colinas” legendarias- otra vez a salvo. Ahora, el edificio iba a ser destinado a oficinas, y para ello se reformaban cimientos, lo que vino a sacar a luz la casa en cuestión.
La planta es rectangular y tiene diez metros por tres y medio, con una altura de tres metros, dos ambientes y una suerte de patio de acceso. Las paredes eran de madera revestidas de yeso y arcilla y tenía un techo de tejas. La casa tiene una suerte de choza lindera, con un “sugrundarium”, una tumba infantil, en tanto los niños eran sepultados cerca de su familia, lo que pauta se trata de la casa de una familia de nivel cultural alto practicante de las costumbres más tradicionales de la época.
Anuncios: