jueves, 12 de mayo de 2016

ARQUEOLOGÍA: Descubren el hacha más antigua del mundo en Australia

   


Fragmento de piedra basáltica con el filo biselado que debió de formar parte de un hacha con mango de madera que data de entre 49.000 y 44.000 años de antigüedad.

Un hallazgo que parece simple pero no lo es: un fragmento de roca basáltica, procedente de la naturaleza, pero por sus cantos afilados se ve que ha sido tallada por el hombre. El lugar del hallazgo: Australia, concretamente el norte, en un abrigo rocoso del Parque Nacional Windjana, en la región Kimberley de Australia Occidental. La datación: entre 49.000 y 44.000 años de antigüedad.

"Proporcionamos evidencias sobre el hacha de filo biselado más antigua del mundo". Así comienza el resumen de un artículo científico que se publicó el lunes en Australian Archaeology. El título del artículo: La producción del hacha de filo biselado más antigua del mundo coincide con la colonización humana de Australia. Nadie sabe cómo llegó el ser humano a Australia hace unos 50.000 años, parece ser que por mar y desde el Sudeste Asiático.
En otras partes del mundo se han descubierto artefactos de piedra tallada aún más antiguos. El problema radica en saber si eran o no hachas
El hacha era de piedra pulimentada, su filo biselado y, por otras hachas similares, los investigadores saben que tenía un mango de madera. Era eficiente en diferentes tareas, por ejemplo para fabricar lanzas, talar árboles o para arrancar la corteza y extraer la miel de las abejas. "Esta es la evidencia más antigua del mundo de un hacha con mango. En ningún otro sitio encuentras hachas tan antiguas", dice Sue O'Connor, de la Universidad Nacional Australiana, según recoge dicha universidad en un comunicado. "Estas hachas aparecen en Japón hace unos 35.000 años. Pero en la mayoría de países del mundo llegan con la agricultura hace unos 10.000 años", añade.
Restos hallados del hacha más antigua del mundo.
En otras partes del mundo se han descubierto artefactos de piedra tallada aún más antiguos. El problema radica en saber si eran o no hachas. Este fragmento basáltico, hallado en Australia en 1991 pero recientemente analizado, está asociado con el desarrollo de la agricultura, que en otros rincones del mundo comenzó varios miles de años después. Por tanto, la tecnología aborigen no era tan simple como se creía hasta ahora. "Los artefactos de piedra australianos a menudo se han considerado simples, pero estas hachas con mango, las más antiguas del mundo, demuestran claramente que no es así", afirma O'Connor.
Peter Hiscock, el principal autor del artículo, va más allá al afirmar lo siguiente: "Como no se han hallado hachas de la Edad de Hielo en el Sudeste Asiático, este hallazgo demuestra que cuando los humanos llegaron a Australia comenzaron a experimentar con nuevas tecnologías, inventando diferentes formas de explotar los recursos que encontraban".
*En la imagen de portada apreciamos el aspecto que habría tenido el hacha, segun la Universidad Nacional Australiana.
El lugar del hallazgo: Australia, concretamente el norte, en un abrigo rocoso del Parque 
Nacional Windjana, en la región Kimberley de Australia Occidental.
Fuente: www.nationalgeographic.com.es
Anuncios: