martes, 26 de abril de 2016

MISTERIOS: Foto de Hitler de anciano tomada por el FBI sustenta que este no se suicidó en 1945

   


En documentos clasificados la agencia norteamericana da cuenta de un supuesto escape a Argentina en un submarino.

La foto que puede apreciarse sobre estas líneas es del FBI, y puede cambiar la historia que a todos nos han hecho creer: que Aldolf Hitler se suicidó el 30 de abril de 1945 en su búnker subterráneo.
Documentos desclasificados de la agencia norteamericana hablan ahora de una supuesta fuga a Argentina del líder nazi, por túneles secretos bajo tierra, recientemente hallados, rumbo a América del Sur con el fin de afincarse en un paraje cercano a la Cordillera de los Andes... Allí habría disfrutado de una bucólica vida sin sobresaltos.

Según se desprende de los mismos, el suicidio y posterior hallazgo de su cadáver por parte de los soviéticos, fue un burdo montaje orquestado con la ayuda del director de la OSS, la Oficina de Servicios Estratégicos, -el servicio de inteligencia de los Estados Unidos de América durante la Segunda Guerra Mundial y antecesora de la Agencia Central de Inteligencia-dirigida por entonces por Allen Dulles.
Se revela que la agencia estaba al tanto de que un submarino desconocido por ese entonces, el U-530, partió rumbo a la costa argentina con el objetivo de dejar a oficiales nazіs de alto nivel.
El FBI trató de ocultar el paradero de Hitler
El informe desclasificado demuestra que el FBI pasó por alto, quizás a propósito, las irrefutables pruebas del escape hacia Sudamérica del temerario dictador.
Tenían datos precisos de que el submarino alemán U-530 se encontraba en la costa argentina, sumado a una gran cantidad de testigos oculares que vieron el descenso de altos mandos nazis en puerto argentino. Aun así, nadie investigó.
En 1945, un Agregado Naval en Buenos Aires informó a Washington que había una alta probabilidad de que Hitler y Eva Braun habían llegado a la Argentina.
Esto coincide con los avistamientos del submarino U-530. Artículos de prensa de ese entonces detallaban la construcción de una mansión de estilo bávaro en las estribaciones de la Cordillera de los Andes.
En este sentido, el arquitecto Alejandro Bustillo escribió acerca de su diseño y construcción de la nueva casa cuyo morador sería Hitler. Mansión que según la fuente fue financiada por inmigrantes alemanes ricos.
Quizás la evidencia más representativa de que Hitler sobrevivió a la caída de Alemania se encuentra en Rusia.
Con la ocupación soviética de Alemania, supuestos restos de Hitler fueron rápidamente ocultos y enviados a Rusia y nunca ser vistos otra vez. Es decir, hasta 2009, cuando se permitió a un arqueólogo del estado de Connecticut, Nicholas Bellatoni, realizar pruebas de ADN en uno de los fragmentos de cráneos recuperados.
Lo que descubrió Bellatoni desató una gran conmoción en las oficinas de inteligencia y en las comunidades académicas.
Quienes tuvieron acceso a los resultados del ADN, aseguran que el examen no resultó compatible ni con familiares de Adolf Hitler ni con los de Eva Braun. Es más, se dice que los fragmentos son de sexo femenino.
Adolf Hitler no se suicidó en 1945 y mantenía intensos vínculos con el ocultismo. Esa es la tesis de «Hitler, el hombre que venció a la muerte», del escritor argentino Abel Basti, que sostiene que el dictador no murió en Alemania, sino en Paraguay, casi tres décadas después del final de la Segunda Guerra Mundial.
Fuente: www.periodistadigital.com

VÍDEO:
 

Anuncios: